SERVICIOS

TATUAJE

PIERCING

Breve historia del piercing
En la era de las imágenes, en la que el valor de la forma expresiva se mide esencialmente a través de la apariencia, la utilización del cuerpo como modo de comunicar con lo externo adquiere gran importancia. Al igual que sucedía en la época primitiva. El antiguo arte del PIERCING (del verbo inglés “to pierce”, perforar) se vuelve a descubrir y a valorar. Se ha transformado en un fenómeno de moda pero nace de un movimiento de ideas y por este motivo despierta en la mayor parte de las personas desconfianza, rechazo o miedo, al contraponerse a la cultura occidental de los últimos siglos.

Si bien en Europa sigue despertando cierto interés, se calcula que en los Estados Unidos un 10% de la población tiene un agujero con joya en alguna parte de su cuerpo. Pero es mucho más que una simple decoración estética, el piercing tiende a explorar la zona de sombra que existe entre la esfera física y la psíquica, en la búsqueda de una libertad expresiva que hay que recuperar dando vida a deseos latentes. No se practica por el deseo de pertenecer a un grupo, si bien es inevitable que suceda.

MICROPIGMENTACIÓN

La micropigmentación es la corrección temporal de los rasgos faciales (cejas, labios, párpados), por medio de la introducción de pequeñas cantidades de pigmento a un nivel epidérmico (superficial). La fijación de estos pigmentos entre la epidermis y la dermis se produce gracias a la acción de nuestro sistema inmunológico y tiene una duración aproximada de 3 años. Esta técnica tiene como fin el embellecimiento y corrección permanente pero temporal de rasgos faciales, pudiendo ser remodelados con el tiempo por el cambio de modas o gustos o por la aparición de flaccidez y arrugas en las zonas pigmentadas.

DESPIGMENTACIÓN LÁSER

Puedes eliminar los tatuajes que ya no quieras.
El principio básico del láser Q-Switch Ink Hunter és el de emitir un haz de luz muy intenso durante un espacio de tiempo de apenas 5 nanosegundos sobre el punto diana de la piel, rompiendo así las moléculas de pigmento para su posterior eliminación a través del sistema linfático.

¿Deja cicatriz?
Definitivamente no, manteniendo siempre las recomendaciones del profesional aplicador.

¿Duele?
És muy similar al dolor del tatuaje y dependiendo de la zona a tratar.
Para más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros.